Modelo para la Sanidad Militar: Proyecto BALMIS


Carlos Royo Sánchez
   Inspector General del Plan Director CIS. Ministerio de Defensa. España


Resumen

Se presenta el Proyecto de Sistemas “BALMIS” del Ministerio de Defensa Español. Es parte del el Programa de Modernización de laRed Sanitaria Militar, cuyo fin es el apoyo sanitario a la Fuerza en la operaciones militares.


1. Introducción

En los últimos 20 años la Sanidad Militar ha pasado del desarrollo de una actividad centrada en garantizar la asistencia a militares y sus familiares, con una participación limitada en situaciones de crisis, a un nuevo entorno en el cual es el ISFAS el responsable directo de garantizar la asistencia al profesional.

Este punto de inflexión es el origen de un fuerte cambio organizativo en el seno de la Sanidad Militar junto con una participación cada vez mayor y con liderazgo en misiones internacionales que cuentan con el reconocimiento de otras fuerzas aliadas hacia nuestras unidades médicas.

Pero no hay que olvidar que estos profesionales que conforman la razón de ser de las unidades de campaña, requieren de la formación y del entrenamiento adecuado. Esto requiere una red de hospitales operativa y a pleno rendimiento que para mantener su nivel de actividad puede llegar a acuerdos para la atención de pacientes del Sistema Nacional de Salud.

Los primeros pasos llevados a cabo por el Ministerio de Defensa encaminados a garantizar la reforma de la sanidad militar parten de la Directiva 197/1998. Esta directiva supuso el inicio de un proceso de racionalización y modernización para adecuar la estructura y medios de la Red Sanitaria Militar a las necesidades de las Fuerzas Armadas profesionales y a su principal razón de ser, el apoyo sanitario a la Fuerza en la operaciones militares.

Desde ese momento, se han venido desarrollando diferentes iniciativas con el objetivo de hacer realidad este proyecto, lo que han originado un escenario que presenta unos servicios en el entorno de 2.000 camas hospitalarias partiendo de una situación inicial en los años ochenta de 14.000 camas.

En definitiva, todo este proceso de reforma en la Sanidad Militar debe dar respuesta a los cambios que las Fuerzas Armadas están desarrollando en paralelo al resto de instituciones militares de los países de nuestro entorno y dentro del marco de la OTAN.

La red asistencial dispone en estos momentos de un sistema de información que si bien supuso una iniciativa pionera a finales de los ochenta, su ciclo de vida se encuentra agotado: el Plan MALTA. Por este motivo se considera como parte del Programa de Modernización el Proyecto de Sistemas que se ha designado como “BALMIS”.

Pero para entender bien cuales son los objetivos de este proyecto es necesario comprender la misión de la Sanidad Militar.


2. Misión de la Sanidad Militar

La Sanidad Militar está formada por una serie de unidades y órganos que pertenecen al Órgano Central del Ministerio de Defensa, al Ejército de Tierra, a la Armada y al Ejército del Aire. Todos ellos tienen la misión de atender la salud de los miembros de las FAS y constituyen el Servicio de Sanidad de las Fuerzas Armadas.

Este servicio, cuyo componente humano facultativo es el Cuerpo Militar de Sanidad, debe actuar coordinadamente para asegurar el apoyo sanitario a las operaciones conjuntas o combinadas. Este apoyo sanitario es lo que se ha denominado Sanidad en Campaña, y se considera un elemento fundamental del apoyo a la Fuerza por su repercusión en la moral de los profesionales.

Su misión principal es la de prestar el apoyo sanitario en las operaciones por medio de la selección, conservación y recuperación del personal desde el punto de vista del estado de su salud, minimizando los efectos que las lesiones y enfermedades puedan tener sobre la efectividad, disponibilidad y moral de las unidades.

Las misiones de las Fuerzas Armadas en situaciones de crisis pueden ser bélicas y no bélicas. Dentro de estas últimas están las de mantenimiento de la paz y las humanitarias. Es en las humanitarias donde la sanidad militar adquiere el protagonismo, ya que en ellas se invierten los papeles y son las Fuerzas Armadas las que le prestan su apoyo a la sociedad de otras naciones.

La sanidad militar española tiene amplia y acreditada experiencia en todas las misiones no bélicas en las que nuestra nación ha venido participando durante los últimos años: Mostar, Kosovo, Afganistán, Irak, Mozambique, Turquía, Centroamérica, Haití, etc.

Casi siempre, incluso por parte de los Estados Unidos, a España se le ha pedido ayuda sanitaria, dado el reconocido prestigio exterior de nuestra sanidad militar, que realmente ha actuado como escaparate de la sanidad nacional.

Para alcanzar sus objetivos, se articula en base a un sistema sanitario progresivo y escalonado. Todos los escalones sanitarios están engarzados constituyendo un conjunto funcional único denominado cadena de evacuación.

El proceso de evacuación tiene distintas fases o etapas para poder prestar la asistencia sanitaria precisa durante un proceso que puede ser largo, hasta alcanzar las instalaciones sanitarias fijas de tratamiento y recuperación del Territorio Nacional.


Los dos primeros escalones están formados por las unidades que atienden la urgencia, clasifican, estabilizan y, en su caso, evacuan al herido o al enfermo. El cuarto escalón es el lugar de tratamiento y rehabilitación definitivo, normalmente el hospital fijo.

El tercer escalón sanitario es la piedra angular de la sanidad militar, se trata de hospitales de campaña autosuficientes, unidades con capacidad quirúrgica capaz de estar en pocas horas listas para ser trasladadas a cualquier parte del mundo.

Se dispone de los siguientes tipos de unidades de tercer escalón:

  • EMAT: Escalón Médico Avanzado del Ejército de Tierra
  • UASAN: Unidad de asistencia sanitaria del Ejército de Tierra
  • USANEM: Unidad sanitaria embarcada de la Armada
  • UMAAD: Unidad médica de Apoyo Aéreo al Despliegue del Ejército del Aire
  • UMAER: Unidad médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire
  • HOC: Hospital de campaña

Finalmente se encuentra el Cuarto Escalón de la cadena de evacuación, formado por la red hospitalaria en territorio nacional. Entre las responsabilidades asignadas en la OM 147/2002 a la Red Hospitalaria se encuentra el apoyo a las FAS, pero no menos importante es la misión de asegurar la adecuada formación técnico-sanitaria del personal facultativo que será asignado a los terceros escalones.

Uno de los criterios que se han tenido en cuenta en todo el proceso de racionalización de la Red Sanitaria Militar es que los centros hospitalarios militares declarados transferibles, continúen con carácter general desarrollando una actividad sanitaria en beneficio de la población civil, preferentemente integrados en la red asistencial pública.

Este compromiso con la sanidad civil se extiende y se refleja más allá, materializado en los diferentes convenios que se han venido firmando con las Consejerías de Sanidad en aquellas comunidades autónomas en las que se cuenta con un hospital militar:

  • Servicio Aragonés de Salud
  • Servicio Madrileño de Salud
  • Servicio Valenciano de Salud
  • Servicio Murciano de Salud

Estos convenios permiten contar con una red asistencial, la militar, que favorece la disminución de la presión asistencial de los hospitales civiles ubicados en zonas cercanas a los centros militares. Se contribuye así, a garantizar la Ley de Garantías con menores demoras en urgencias, cirugía, consultas, etc.

Esta colaboración, bien como hospitales de apoyo, bien como centros de referencia, trae consigo un mayor volumen de pacientes que deben ser atendidos por el colectivo asistencial militar.

Pero la Sanidad Militar precisa de estos ‘pacientes externos’ para poder garantizar la operativa y funcionamiento, de unos servicios que deben estar formados y entrenados, no lo olvidemos, para su participación en misiones.

Este punto marca la estrategia en la elaboración de los diferentes convenios:

  • Orientados a especialidades de interés para las FAS
  • Garantizar la prestación del servicio demandado sin incrementar los recursos disponibles

Hay que apostar por participar en la Sanidad civil y por ser competitivos en términos de calidad y de servicio.

Actualmente los hospitales que conforman este cuarto escalón son:

  • Hospital Central de la Defensa. (Gómez Ulla. Madrid)
  • Hospital General de la Defensa. Zaragoza
  • Hospital General de la Defensa. San Fernando
  • Hospital Militar O'Donnell en Ceuta
  • Hospital Militar "Cap. Médico Pagés". Melilla
  • Hospital General Básico de la Defensa. Valencia
  • Hospital Básico de la Defensa. Ferrol
  • Hospital General Básico de la Defensa. Cartagena

Otro elemento diferenciador de la Sanidad Militar es la necesidad de mantener una actividad pericial que permita mantener informado al Mando en todo momento acerca del estado de salud de sus efectivos, esta labor se viene desempeñando por parte de las Juntas Médico-Periciales y las unidades Médico-Periciales de los Hospitales.


2. BALMIS

Antes de introducirnos en qué consiste, es justo hacer referencia al porqué de este nombre:


D. Francisco Javier de Balmis y Berenguer (Alicante, 2 de diciembre de 1753 - id., 1819) fue un médico militar español, cirujano honorario de Carlos IV. Su nombre ha quedado vinculado a la expedición que realizó hacia las colonias españolas de América y Filipinas (actualmente conocida como Expedición Balmis) para difundir la vacuna de la viruela, un hito en la historia de la medicina y, probablemente, fue la primera misión humanitaria de nuestra sanidad militar.

Así pues en honor a este ilustre alicantino se ha dado su nombre al nuevo proyecto SISANDEF (Sistema de Información Sanitario de la Defensa) del Plan Director CIS del Ministerio de Defensa.

3.1. Situación de partida

Tal y como se ha comentado en el apartado anterior “Misión de la Sanidad Militar”, la situación de partida es el Sistema Malta que se caracteriza por poseer una arquitectura centralizada, tipo host con terminales modo carácter o emulados. Se encuentra instalado de forma autónoma en cada hospital sin compartir la información.

Es un producto de gestión hospitalaria de tecnología en desuso. En algún hospital se ha integrado con aplicaciones departamentales, aunque lo habitual es que funcione de forma independiente. Se está utilizando para dar cobertura a las siguientes funcionalidades hospitalarias:

  • Admisión y gestión de pacientes
  • Gestión de citas y lista de espera
  • Gestión de camas
  • Urgencias
  • Dietética
  • Personal
  • Facturación
  • Archivo de historias de salud
  • Consultas externas
  • Quirófanos
  • Informe de alta, codificación
  • Estación clínica (en determinados centros)

Muchos de los datos disponibles en el sistema no están actualizados, por ejemplo los datos personales del personal militar. Los hospitales no comparten información, con lo que un mismo paciente puede figurar en varios centros, con números de historia diferentes y con datos personales en diferente grado de actualización. Tampoco hay conexión con otros sistemas del Ministerio de Defensa como el Sistema de Información de Personal de la Defensa (SIPERDEF).

Partimos, entonces, de una situación en la que los hospitales son islas de información, inconexas entre sí, con duplicidad y falta de información que hace imposible la realización del Historial Electrónico y único de las FAS (Fuerzas Armadas), objetivo principal de BALMIS.

3.2. Alcance del proyecto

3.2.1. Alcance Orgánico

BALMIS dará cobertura a las tareas desempeñadas por los siguientes organismos del Ministerio de Defensa:


3.2.2. Alcance Físico

a) Tres Hospitales de la red:

  • Hospital Central de la Defensa. (Gómez Ulla. Madrid)
  • Hospital General de la Defensa. Zaragoza
  • Hospital General de la Defensa. San Fernando

b) Unidades de enfermería de bases: se encuentran dispersas por todo el territorio nacional. Uno de los principales retos de BALMIS será lograr que todas ellas formen una red de actividad sanitaria homogénea y que accedan a la información actualizada en tiempo real.

  • Ejército de Tierra: 244 Unidades de enfermería de base ubicadas en 93 acuartelamientos
  • Armada: 43 Unidades de enfermería de base
  • Aire: 91 Unidades de enfermería de base ubicadas en 44 acuartelamientos

c) Formaciones sanitarias desplegables en operaciones:

  • Escalones Médicos Avanzados (EMAT) – Ejército de Tierra
  • Equipos de Cirugía Avanzados (ECA) – Ejército de Tierra
  • Unidades sanitarias embarcadas (USANEM) – Armada
  • Unidad Médica de Apoyo Aéreo al Despliegue (UMAAD). – Ejército del Aire
  • Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER) –Ejército del Aire
  • Hospital de Campaña (HOC) – Ejército de Tierra, en proceso de creación

d) Resto de emplazamientos: bajo esta tipología se englobarían todas aquellas ubicaciones no directamente de dirección, Juntas médico periciales, DISAN de los CCGG, CIMA...etc.

3.3. Pero ¿Qué es BALMIS?

BALMIS es el proyecto del Plan Director que va a permitir a la Sanidad Militar disponer de sistemas de información adecuados que faciliten la gestión de su información como apoyo al desarrollo competitivo de su labor asistencial.

La implantación de los nuevos sistemas debe ser la consecuencia de un proceso meditado por parte de la Sanidad Militar de la necesidad de abordar un proceso de transformación de sus procesos de gestión.

Una evolución que permita mejorar la calidad ofrecida, optimizar los recursos necesarios y facilitar la gestión a todos los profesionales involucrados.

Las implicaciones organizativas demandan la implicación total de la dirección que debe garantizar el impulso de cambio necesario para el éxito y que permita la implantación del nuevo sistema corporativo, venciendo las resistencias al cambio que de seguro aparecerán en la organización.

BALMIS pretende la obtención de un Sistema único e integrado que dará cobertura a los principales procesos sanitarios (Órgano Central, EMAD y los tres Ejércitos).

El núcleo de BALMIS lo conforma el Historial Electrónico de Salud del profesional de las FAS y de aquellos pacientes a los que se presta asistencia.

Esta historia compartida permitirá un flujo de intercambio de datos entre la atención primaria prestada desde las unidades de enfermerías de las bases y la atención especializada prestada en los centros hospitalarios, así como el registro y evoluciones de los episodios acontecidos en operaciones. Supondrá una mejora en el tratamiento, seguimiento y control a los pacientes, que percibirán una mejora en la calidad de la atención recibida de la Sanidad Militar.

Alrededor del Historial Electrónico de Salud se distribuirán el resto de módulos y funcionalidades que de forma incremental llegarán a cubrir las necesidades de información de la organización:

  • Gestión Hospitalaria (Asistencial y Administrativa)
  • Unidades de Enfermería
  • Terceros escalones sanitarios
  • Gestión de imágenes médicas (PACS)
  • Funciones Departamentales
  • Unidades de Peritación y Valoración
  • Medicina Preventiva
  • Telemedicina
  • Soporte a la Decisión
  • Gestión de Costes

Pero BALMIS no es un Sistema aislado dentro del Ministerio de Defensa y es necesario que se integre con gran parte de los sistemas de gestión del Ministerio:

  • Sistema de Gestión de Recursos Humanos
  • Sistema de Gestión Económica
  • Sistema de Gestión Logística
  • Sistemas horizontales: PKI, Mensajería Oficial, Gestión Documental, Portal, etc.

Además BALMIS debe ser capaz de interoperar con Sistemas externos:

  • Ministerio de Sanidad y Consumo
  • Comunidades Autónomas
  • Etc.

Para hacer posible esta interoperabilidad, BALMIS pretende adherirse a la utilización de los principales estándares e iniciativas de estandarización sanitarios: HL7, DICOM e IHE.

La información asistencial disponible en el Historial Electrónico se organiza según cuatro niveles: proceso de salud, episodio, subepisodio y acto, donde:

  • Acto es una actuación asistencial puntual (una cura, una intervención quirúrgica, una prueba, etc.)
  • Episodio es un acto o conjunto de actos relacionados entre sí por un problema de salud común a todos ellos, que suceden o tienen por referencia un mismo centro asistencial y un periodo de tiempo. Por ejemplo hospitalización (ingreso), urgencias, consultas externas, etc.
  • Subepisodio o Episodio de Servicio, es un subnivel de los episodios que comprende desde que se ingresa en un servicio hospitalario hasta que se recibe el alta de ese servicio; aplica por tanto a los episodios de ingreso
  • Proceso de salud es el conjunto de episodios, subepisodios y actos asistenciales ocurridos al paciente en el mismo o en diferentes escalones sanitarios, en uno o varios centros, a lo largo del tiempo, y originados por una misma patología y que tienen como finalidad incrementar su nivel de salud. Un proceso de salud puede permanecer abierto por tiempo indefinido, coexistir simultáneamente con otros procesos abiertos y no tiene pautas preestablecidas en cuanto a duración y “trayectoria” (escalones sanitarios que realizan la atención)

La figura ilustra gráficamente el concepto de proceso de salud según se concibe en BALMIS:


Como vemos, para conseguir esta unicidad en la información del Historial Electrónico es importante contar con un medio de identificación único para nuestros pacientes, objetivo complicado en nuestra organización debido a los diferentes tipos de pacientes que se atienden (Militares, militares de otros países y civiles) y los diferentes modos de entrada a la Sanidad Militar (ISFAS, Comunidades autónomas, TAS, acciones humanitarias, atención privada, etc.).

La necesidad de un código único que identifique a cada persona de forma unívoca, pero que a la vez permita mantener la codificación que relaciona al paciente con el colectivo al que pertenece y al medio de entrada a nuestro sistema sanitario se hace evidente. Pero este código no puede ser cualquiera, debe ser independiente de los datos de paciente y nos debe permitir distinguir rangos para pacientes atendidos en operaciones, siempre que no pertenezcan al contingente español desplazado. Además existe una necesidad de mantener la referencia cruzada entre los identificadores de las aseguradoras públicas o privadas y el código único en BALMIS.

Por otro lado intuimos que será necesaria la emisión de tarjetas para el colectivo que más frecuente la asistencia en centros militares, que además podría contener datos clínicos básicos que pueden ser útiles en los primeros escalones.

Para solucionar esta necesidad de mantener referencias cruzadas en cuanto a los identificadores distintos que pueden tener nuestros pacientes (CIP, Nº ISFAS, TAS, etc.) y su correspondencia a un único correspondiente identificador de paciente en BALMIS estamos trabajando en la utilización de los estándares anteriormente citados.

En concreto, Hl7 y en el perfil PIX del Technical Framework ITI de IHE. Y otro estándar de identificación que el Ministerio de Sanidad ha promovido, el Código de Identificación de Pacientes del SNS.

3.4. Elementos que conforman BALMIS

Uno de los aspectos claves de BALMIS y que va a cambiar el paradigma que hasta ahora se venía soportando, es la necesidad de que sea un sistema Multihospital, Multicentro, pero centralizado en un único CPD, CCEA (Centro corporativo de explotación y apoyo de Ministerio de Defensa). A este sistema se conectarán en línea todos los centros, con dos salvedades: las unidades desplazadas y la imagen médica digital que más adelante comentaremos.

Los elementos que intervienen en el proyecto son:

3.4.1.Gestión hospitalaria

Son las funciones típicas de gestión de un centro hospitalario en su triple vertiente: asistencial, administrativa y departamental. Entre sus objetivos están:

  • Facilitar el SEGUIMIENTO del paciente a nivel administrativo
  • Suministrar el nivel de OCUPACIÓN del centro: Admisión y Urgencias
  • Trazabilidad de las ubicaciones del PACIENTE y control de las ENTRADAS al centro
  • Gestión y control de las Listas de Espera: quirúrgica, médica, pruebas funcionales
  • Generación de CMBD’s con facilidades y ayudas para la correcta codificación
  • Núcleo sobre el que construir nuestros sistemas. Enlace con la actividad facturable

3.4.2. Unidades de Enfermería de Base

Las Unidades de Enfermería de Base tienen un papel importante en la configuración de BALMIS. Para el personal militar serán el punto normal de acceso a los servicios proporcionados por la sanidad. Se pretende también que se responsabilicen del control de la salud del personal a su cargo en el emplazamiento donde presten servicio, para ello, además de efectuar las acciones sanitarias que les correspondan como escalón asistencial, tendrán conocimiento de las acciones efectuadas al personal militar por el resto de escalones sanitarios, pudiendo así realizar un seguimiento efectivo del Historial de Salud de los profesionales militares.

Las unidades de enfermería de base pueden asimilarse a los centros de atención primaria en la sanidad civil. Realizan funciones en cinco ámbitos de actuación, que han de ser cubiertos por BALMIS:

  • Asistencial: Relativo a la dispensación de cuidados de salud y a la gestión de la información sanitaria
  • Laboral: Relativo a la gestión de I.T´s (Incapacidad Transitoria)
  • Pericial: Relacionado con la realización de reconocimientos médicos y nivel de aptitud de los profesionales de una unidad de enfermería de base, así como partes de lesiones e inicio de expedientes de tribunal
  • Preventiva: Relacionado con la prevención de la salud (vacunaciones y programas de salud)
  • Gestión: Relacionado con las funciones administrativas y de gestión interna de las U.E.

3.4.3. Formaciones Sanitarias Desplegadas en Operaciones

Las unidades desplazadas intervienen en 3 de los 4 roles de la cadena de evacuación. Lo que se va a abordar en BALMIS referente a las unidades desplazadas es lo que tiene que ver con el tercer escalón.

Las unidades desplazadas deben trabajar desconectadas del sistema centralizado, para ello el sistema debe ser capaz de extraer un subconjunto del historial de salud del contingente que se desplaza, de modo que se pueda disponer de la información necesaria con la que se pueda seguir trabajando. Al regreso de las operaciones de este personal se debe poder consolidar en el sistema central la información generada en operaciones.

Un aspecto importante de este tercer escalón es la comunicación con MEDCIS (Sistema de información médico de OTAN)


Se distinguen dos entornos:

  • Un entorno táctico (MEDSPECK): en el que se define la información de pacientes que se tiene que comunicar entre hospitales aliados. La información en este punto tiene carácter sensible tal y como se define en la Ley de Protección de Datos, al ser datos referentes a la salud
  • Un entorno estratégico (MEDFAS): es información agregada que debe suministrarse al mando conjunto. Tiene carácter de clasificada OTAN

El formato y la información a transmitir se define en los Standard Agreements (STANAG), en concreto en el 22/31.

3.4.4. Telemedicina

La telemedicina está adquiriendo cada vez mayor importancia en la Sanidad. Especialmente para la Sanidad Militar, la dispersión geográfica de las unidades de enfermería de base y la asistencia a contingentes desplazados justifican por sí solos la incorporación a BALMIS de un subsistema de telemedicina.

En la actualidad se cuenta con un sistema de Telemedicina cuyo centro de referencia es la unidad de Telemedicina del Hospital Central de la Defensa, que cuenta con profesionales dedicados al manejo de los equipos necesarios para realizar las sesiones de telemedicina.

 Centro de referencia de Telemedicina. (Hospital central de la Defensa)

Centro de referencia de Telemedicina. (Hospital central de la Defensa)


También se cuenta dentro del mismo centro con un aula de formación donde se da instruye a los médicos y enfermeros que se desplazan a operaciones a fín de que estén lo suficientemente entrenados ante cualquier eventualidad que pueda surgir en operaciones.

En lo referente a las comunicaciones se utilizan comunicaciones vía satélite de INMARSAT, que garantizan una cobertura mundial, las 24 horas del día.

Se vienen realizando sesiones de telemedicina de forma regular con unidades desplazadas de tierra, unidades embarcadas y próximamente con aeronaves en vuelo gracias a los nuevos terminales de INMARSAT.

También se vienen realizando sesiones de telemedicina regulares con otros hospitales como la Fundación Chingetti en Mauritania.

Aula de formación

Aula de formación



Elementos que pueden intervenir en una sesión de telemedicina:

  • VideoConferencia
  • Teleotorrinoscopia y dermatoscopia
  • TeleEcografías
  • TeleEndoscopias
  • Signos vitales: Electrocardiografía de 12 canales
  • Imágenes radiológicas
  • Imágenes fotográficas


3.4.5. Imagen médica digital

Es un proyecto dento de BALMIS pero que surge como un concurso aparte. El sistema contará con un RIS centralizado en CCEA pero al igual que el resto de los aplicativos de BALMIS debe ser multicentro. En lo referente al PACS cada hospital contará con su propia caché de imágenes, aunque todas las imágenes generadas serán consolidadas en CCEA para lo que se propone que se consoliden en el Gestor Documental del Ministerio de Defensa.

El sistema debe estar diseñado de acuerdo a lo que esté definido en el marco técnico de radiología de IHE.

Así mismo las unidades desplazadas deben contar con un sistema RIS/PACS independiente que contenga el subconjunto de información de imagen médica del contingente desplazado o embarcado.

3.4.6. Unidades Médico Periciales

BALMIS contará con un subsistema de información que soporte las funciones de las Unidades médico periciales. Estas funciones consisten en:

  • Programación, control y valoración de los reconocimientos médicos necesarios para la elaboración de dictámenes de expedientes de evaluaciones extraordinarias
  • Emisión del informe de resultados y de las actas de las sesiones correspondientes
  • Entre otros tipos, existen reconocimientos periódicos, de inicio y fin de misión…

En el desempeño de sus funciones, las unidades médico periciales, generan información pericial importante que requiere su almacenamiento y explotación adecuados, siendo totalmente independiente de la actividad asistencial y con una gestión específica de accesos por perfiles a este tipo de información.

3.4.7. Soporte a la toma de decisiones

La Inspección General de Sanidad, las Direcciones de Sanidad de los Ejércitos, y ciertos usuarios clave del resto de niveles de la organización, todos ellos precisan información para la toma de decisiones de carácter estratégico, táctico y operativo:

  • Estratégico: supone un horizonte de decisión a largo plazo. Se encuadra en el diseño de presupuestos, planes de inversiones plurianuales, personal, calidad, desarrollo de procesos
  • Táctico: supone un horizonte anual. Encuadra objetivos por centro sanitario y unidad asistencial o administrativa
  • Operativo: supone el uso diario orientado a las actividades asistenciales y de apoyo. Se trata de completar la información de los sistemas operacionales con algunos datos complementarios elaborados a partir de ésta


3.5. Presupuesto y duración de BALMIS

El proyecto es a 4 años, con un importe de 15.137.449 € en un solo lote.

En lo referente a imagen médica militar, el proyecto es a cuatro años, por un importe de 3.204.000 €. Se divide en dos lotes: uno para PACS y RIS y otro para la adquisición de un software de reconocimiento de voz tanto para radiología como para el resto de especialidades médicas.

Se trata pues de un proyecto muy ambicioso que se desarrolla de manera conjunta entre la Inspección General CIS y la Inspección General de Sanidad para la modernización de la sanidad militar, con el apoyo de la Secretaría de Estado para la Defensa.


¿Cómo citar este artículo?